Cirugía Ortognática | Arquifacial
El fin principal de la cirugía ortognática es el de restablecer la funcionalidad, aunque también lleva añadido un cambio facial importante que beneficia la estética del paciente.
Cirugía Ortognática
21966
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-21966,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

ORTODONCIA PARA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA

Supongo que la persona que ha llegado hasta aquí está buscando información sobre este tipo de cirugía y su buscador Web le ha traído hasta aquí.

 

Llevamos más de  25 años trabajando con estos pacientes y podemos  decir, con orgullo, que hemos sido pioneros en cirugía ortognática en este país. Esta madurez nos  ha permitido formarnos  una visión global y podemos  ponernos en la piel  de los pacientes, hacer un análisis de las preocupaciones que ellos nos han transmitido a través de las preguntas que a lo largo de estos años nos han formulado reiterada e insistentemente.

 

La red está llena de información sobre este tipo de intervenciones e incluso hay vídeos de las cirugías ortognáticas (cosa que no recomiendo ver), pero faltan los detalles humanos, subjetivos, detalles de cómo, dónde, cuándo, cuánto… y eso es lo que queremos transmitir.  🙂 ).

 

Quizás, dada nuestra vasta experiencia, lo considero una obligación.

¿QUÉ ES LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA?

La etimología de la palabra “ortognática” proviene de dos palabras griegas: orto, que significa “correcta posición” y gnatos que significa “maxilar”. De aquí se deduce que la cirugía ortognática es la encargada de poner en correcta posición los maxilares que conforman el tercio medio e inferior de la cara.

 

Todos hemos oído la frase “nació con la cara redondita pero luego se le fue poniendo…” Pues bien, en ese momento, se está expresando una alteración del crecimiento facial. La cara tiene que crecer armónicamente. Podríamos poner como ejemplo una pelota hinchándose que, según va entrando el aire, este la hace crecer en la misma proporción en todas las direcciones. Hay personas en las que esto que no ocurre así, sino que crece más un maxilar en relación al otro, produciendo una cara disarmónica.

 

Como los dientes erupcionan en los maxilares, al estar estos mal relacionados espacialmente, la oclusión, es decir; el contacto entre los dientes de arriba con los de abajo, no es normal, impidiendo una buena masticación. Puede llegar a producir pérdidas dentales múltiples, así como dolores de la articulación y de cabeza.

 

El fin principal de la cirugía ortognática es el de restablecer la funcionalidad, aunque también lleva añadido un cambio facial importante que beneficia la estética del paciente.

 

Llevamos  cerca de 30 años trabajando con estos pacientes y, con todos ellos, nos  hemos sentido partícipes de los grandes cambios que experimentan que, aunque parezca increíble, no son sólo estéticos, sino también, y es lo más importante, psicológicos, caracterizados por un gran aumento en la seguridad en sí mismos y la consiguiente felicidad que lleva implícita el haber tomado la decisión de la intervención.

 

Esta felicidad que trasmiten y nos transmiten, nos hacen sentir muy privilegiados de haber sido… “su hada madrina”.

¿TIENE RIESGOS LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA?

Esta es la primera pregunta que nos  hacen todos los pacientes con la voz cargada de angustia, especialmente las madres, y siempre contestamos  lo mismo: todo paso por quirófano tiene un riesgo. En este caso puedes morirte y desde ahí para abajo, todo lo que se te ocurra: quedar ciego, tuerto, sordo… Ahora bien, si coges el coche y te metes en carretera, el riesgo que asumes, en ese simple viaje, es muchísimo mayor.

 

En la vida hay que aceptar riesgos y este tampoco es gratuito: tu crecimiento facial ha sido anómalo y la cirugía ortognática colocará los huesos de tu cara en correcta posición, creando, por tanto, una buena oclusión dental, funcionamiento correcto de las articulaciones de la mandíbula y un cambio facial hacia una cara equilibrada… la cara que te mereces.

¿QUIÉN REALIZA LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA?

La cirugía ortognática es realizada por un cirujano maxilofacial. El ortodoncista prepara las arcadas dentales con un tratamiento previo de ortodoncia. Por lo tanto, la estrecha comunicación entre ortodoncista y cirujano forma parte de la clave del éxito.

 

Igual que podemos contestar a todas las preguntas en lo que a esta operación se refiere, no estamos preparados para explicar cuál es el comportamiento del ortodoncista en estos casos, ya que el  comportamiento de esta consulta es diferente al resto.

 

Probablemente somos la única clínica de ortodoncia que uno de nosotros vamos a todos los quirófanos de sus pacientes y compartimos decisiones sobre la cirugía ortognática y hasta el más mínimo detalle con el cirujano. Somos un equipo, y la responsabilidad es compartida. Así lo entendemos y trabajamos con cirujanos que están de acuerdo.

Este comportamiento también tiene un efecto que nosotros creemos imprescindible: la asistencia a los familiares. Les vamos informando a tiempo real de la evolución de la cirugía que conlleva un profundo agradecimiento de los pacientes y sus familiares, quienes están encantados de vernos allí, y les transmitimos tranquilidad y cariño.

¿CUANTO DURA EL TRATAMIENTO DE LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA?

Normalmente el tratamiento con cirugía ortognática dura dos años. Un año previo a la cirugía y previsiblemente, otro después de ella. Les digo que es un tratamiento de ortodoncia en el que al año desaparecen 3 días, que son los que están en el hospital y luego seguimos otro año. Cuando se sabe el día de la cirugía ortognática, nos comprometemos a reservar la cita de quitar los brackets justo desde ese día un año después. Esto es válido para un altísimo porcentaje de pacientes, aunque , hay veces que hemos tenido que alargar el tratamiento  postquirúrgico. La biología no son matemáticas y a veces hemos tenido que alargarlo unos meses más.

 

La fase postquirúrgica de la cirugía ortognática se caracteriza por citas más frecuentes en las semanas inmediatas a la intervención, y la utilización de elásticos intermaxilares.

CIRUGÍA ORTOGNÁTICA VS TRATAMIENTO ORTODÓNCICO

Para nosotros sí que es muy diferente, tanto en la planificación; ya que se debe hacer 3D ayudándonos de las últimas tecnologías, como en la ejecución; siendo muy frecuente la utilización de microtornillos que nos ayudan a acelerarlo o incluso simplificar la cirugía ortognática . Está consulta, es también, pionera en España en utilizarlos desde hace casi 20 años.

 

Por lo tanto, la respuesta es SI.  La cirugía ortognática es muy diferente de un tratamiento ortodóncico. Para nosotros los especialistas, al menos, lo es. Sin embargo, para los pacientes, la única gran diferencia es que no son recomendables los brackets de color diente sino los tradicionales metálicos que se ven mucho más.

 

La fase postquirúrgica de la cirugía ortognática se caracteriza por citas más frecuentes en las semanas inmediatas a la cirugía y la utilización de elásticos intermaxilares.

 

Además, en términos económicos también hay diferencias.

 

  • Los bracketts que se deben utilizar son los más caros del mercado: zafiro sintético. Son  bracketts estéticos, del color del diente y de la calidad superior, más resistentes, ya que en quirófano entran muchos instrumentos en la boca y deber resistir los golpes.
    Se utliza este tipo de brakets porque en quirófano se utilizan unas férulas quirúrgicas que, para su realización, necesitamos una radiografía en 3D de la cara del paciente y si lleva metal producen artefactos, imágenes irreales, aberrantes, que ocultan la anatomía real.

 

  •  Por otro lado, están las férulas quirúrgicas, que son unos aparatos imprescindibles para la realización de la intervención, ya que son los que proporcionan la precisión necesaria a la hora de colocar los maxilares en la nueva posición. Estos aparatos son difíciles de hacer y requieren de muchísima precisión, por lo que son caros y no los cubre la Seguridad Social. Los realiza un laboratorio bajo nuestra petición y dirección. Normalmente  nosotros se lo facturamos al paciente.

 

  • Siempre he comparado la cirugía ortognática como un estreno de teatro de una sola representación. Todo tiene que estar perfectamente preparado para ese día. Es el día en el que se va a reestructurar la nueva cara del paciente, su seña de identidad, y es de gran responsabilidad por parte del ortodoncista la buena coordinación de las arcadas, por lo que hay que ir controlando cita a cita, haciendo pruebas continuas, lo que hace que el tiempo de estancia en la consulta se incremente mucho y, obviamente, el consecuente encarecimiento del tratamiento.

ABORDAR, ECONÓMICAMENTE, LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA

Hemos explicado en el párrafo anterior el coste de la cirugía ortognática. Explicaremos ahora cómo afrontar este desembolso…

 

Vivimos en una sociedad libre y por tanto tenemos diferentes posibilidades para todos los gustos y bolsillos:

 

  • De modo privado. Es la opción, por supuesto, más cara. La ventaja es que uno puede elegir todo: médico, hospital, día, habitación, etc.
    No podemos dejar de contar dos anécdotas relacionadas con este tema que nos han ocurrido: Explicando a una familia en el despacho todas estas cosas que escribimos aquí, la madre y la hija estaban encantadas pues les estaba dando solución a la gran deformidad facial y por ende psicológica de la hija que solo miraba al suelo y llevaba un corte de pelo que le cubría prácticamente la cara. Es decir, con un gran rechazo a su propia imagen.
    Después de explicar todas las formas de hacerlo, la madre y la hija deciden que será por una sociedad o privado, y el padre, que no había abierto la boca, de pronto se vuelve hacia su familia, da un golpe en la mesa y dice: “¡¡A mí el BMW no me lo quita nadie!!”. Y lo consiguió: su hija no se hizo el tratamiento. Poco después, en la misma situación con otro paciente y su familia, cuando llegamos a la parte económica, el padre me corta, no me deja explicar y me dice: “Doctora, yo soy camarero, ya tengo mi casa pagada y todos los meses me sobra un poquito, usted sólo me tiene que decir cuándo y de cuánto tengo que pedir el crédito. La cara de mi hijo es lo más importante para mí”.
    Las dos formas de actuar ante el mismo problema, diametralmente opuestas, son absolutamente respetables en esta sociedad libre.

 

  • A través de una sociedad. Yo no estoy en el cuadro facultativo de ninguna sociedad ni nunca lo he estado, pero en los más de veinte años que llevo tratando a estos pacientes, por lo que ellos y los cirujanos me han contado, las sociedades médicas no cubren la intervención de cirugía ortognática. Si llevas mucho tiempo cotizando se hacen cargo de los costes de hospital y anestesia, teniendo que pagar los honorarios médicos, con lo que se reducen mucho los costes. Si esta es la opción que eliges, debes darte de alta inmediatamente en una sociedad, pues desde que empieza el tratamiento de ortodoncia hasta que se está preparado para la intervención pasa un año y podrías tener muchas posibilidades de que la sociedad considere que se puede hacer cargo de los gastos anteriormente citados.

 

  • Seguridad Social. Es la opción más barata, ya que sólo hay que pagar el tratamiento de ortodoncia, pero nunca se sabe cuándo te van a operar. Todos sabemos que hay listas de espera en los quirófanos de la Seguridad Social, todas las patologías están clasificadas según un orden de prioridad y la cirugía ortognática está en el último lugar ya que, afortunadamente, los pacientes están sanísimos, no hay la mínima urgencia, y por tanto, la espera a que te concedan un quirófano es larga y con cierta frecuencia se ven en la obligación de anular la intervención 24 o 48 horas antes porque han necesitado el quirófano para otra intervención más urgente.
    He visto llorar a muchos pacientes, y más a sus madres, cuando se lo comunican ya que este tipo de intervenciones detiene todas las actividades de una familia. Se piden días de vacaciones para atender al paciente. Todo está organizado y es como un jarro de agua fría para todos, unido a la incertidumbre de que no sabes cuándo te vuelve a tocar, si en días, semanas, meses o años.

CASOS CLÍNICOS REALES DE CIRUGÍA ORTOGNÁTICA

Todo nuestro cariño y agradecimiento a nuestros pacientes

CASO CLÍNICO 1 de Cirugía Ortognática

tratamiento con cirugía ortognática
tratamiento con cirugía ortognática
tratamiento con cirugía ortognática
CASO CLÍNICO 1 de Cirugía Ortognática. Cara sin volúmenes, con el tercio medio facial plano .
Tras la cirugía se ha conseguido el equilibrio facial y los volúmenes sin ningún tipo de injerto. 

CASO CLÍNICO 2 de Cirugía Ortognática

tratamiento con cirugía ortognática
tratamiento con cirugía ortognática
tratamiento con cirugía ortognática
tratamiento con cirugía ortognática
CASO CLÍNICO 2 de Cirugía Ortognática. Mandíbula mayor de lo normal. El excesivo crecimiento, que ha sido asimétrico, ha producido también una asimetría facial.

CASO CLÍNICO 3 de Cirugía Ortognática

tratamiento con cirugía ortognática
tratamiento con cirugía ortognática
tratamiento con cirugía ortognática
CASO CLÍNICO 3 de Cirugía Ortognática. Maxilar y mandíbula más pequeño. Con la cirugía se han avanzado ambos..

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA

¿ Cuando me voy recuperar de la cirugía?

La 1º semana tras la cirugía ortognática estarás como con una paliza. No sentirás dolor pero la inflamación hará incómoda o difícil encontrar una posición para  dormir. Además,  la apertura bucal es de pocos mm  y la comida será toda líquida.

A partir de la 2º semana el paciente se encuentra con fuerza para salir a la calle, andar y, aunque seguirá la inflamación, el estado general habrá mejorado muchísimo.

¿Cuanto tiempo voy a estar de baja?

En principio entre 3 y 4 semanas es la media de baja laboral necesaria para una cirugía ortognática, pero hay factores familiares y de la propia idiosincrasia del paciente que hace que el tiempo de baja se alargue.

¿Que me tengo que llevar al hospital?

Aunque todo lo necesario te lo suministra el hospital, te recomendamos que se lleves:

  • Algo para escribir. Ya que al llegar a la habitación es probable que no puedas hablar correctamente y querrás comunicarte con tu familia.
  • Unos pañuelos de papel. Es posible que no puedas tragar fácilmente y se te caiga la saliva. Tu lengua está un poco inflamada.
  • Bastoncillos de los oídos e hidratante de labios (Blistex, Carmex ). Unas horas después de la cirugía ortognática se producen unas costras en los labios que impiden que se puedan mover . Hay que instruir a la familia que deben embadurnarlos de crema, esperar unos minutos que la costra se reblandezca, quitarla con el bastoncillo y volver a aplicarlo como prevención.

¿Cuántos días voy a estar en el hospital?

Normalmente son 3, aunque la tendencia es a disminuir incluso a solo una noche en un porcentaje importante de los pacientes.

¿Que puedo comer tras la intervención?

En principio podemos contestar “todo lo que quieras“, pero en realidad será “todo lo que puedas“. Es decir,  dieta blanda ya que no se abre mucho la boca y, además, no se tiene fuerza para masticar.

La dieta obligatoria serán purés de verduras con proteínas e hidratos de carbono de lenta absorción pero ofrecemos recetas de batidos de frutas con hidratos de rápida absorción que  permitirán al paciente un brote de actividad necesario por, ejemplo,para el paseo. Además, dulces y fresquitos, que gustan mucho.

¿Debo moverme?

Si, es importante que darse paseos por el barrio, siempre acompañado y con un gorro que impida que el sol te de en la cara.

La recuperación será mucho más rápida e incluso en el hospital es recomendable dar paseos por el pasillo.

Para otras actividades como ir al gimnasio, podrás ir muy pronto, siempre y cuando no hagas ejercicios que contraigan la musculatura del cuello o ejercicios en los que se den saltos, por ejemplo correr. Hasta los 3 o 4 meses de la cirugía ortognática no es aconsejables que se hagan ejercicios de ese tipo.

¿Me salen granos en la cara después de la cirugía?

Si eres mujer es normal. La unión de la anestesia y las hormonas en cierto momento del ciclo menstrual puede producir que se llene la cara y cuello de las mujeres de unos granos marrones que no pican . No hay que hacer nada pues al cabo de unos días desaparecen y no dejan huella.

Tengo hijos pequeños, ¿como les cuento mi cirugía ?

Se les debe contar la verdad. Papa o mama van a estar unos días fuera de casa y que volverá uno de los dos con la cara muy fea aunque no le duele nada.

Aconsejamos que antes de llegar alguien juegue con los niños a disfrazarse del operado, se  pongan su pijama y se pinten la cara de morado exagerando la zona donde tenga hematoma, algodones dentro de la boca mimetizando el edema, fotos riéndose y así, en tono desenfadado ellos tomen conciencia de lo que van a ver cuando llegue a casa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies